Fachadas astiales en "superbahareque".


Baño seco, objetivo: no contaminar agua